Cerrar

Como limpiar el coche de tu bebé

Un coche de bebé es un elemento imprescindible para el día a día y su uso continuo tanto afuera como dentro de la casa implica que se ensucie. ¿Qué podemos hacer para limpiarlo de una forma sencilla? ¿Y cómo lo protegemos de manchas y salpicaduras para que la limpieza sea duradera? Aquí te damos algunos consejos que también puedes aplicar a otros elementos como la silla de comer, el moisés, el corral, las sillas para auto, saltarinas, etc.

Como limpiar el coche de tu bebé
1. Elegir un espacio cómodo y un día cálido para la limpieza: si no tienes jardín o terraza, opta por el lavadero o la cocina. Un lugar amplio en el que puedas mover el carrito con comodidad y tener los utensilios que necesitas a mano. Un rápido secado es esencial, por eso es importante que el tiempo sea cálido y seco, para eliminar riesgo de que quede con humedad. 2. Primero, elimina lo grueso, lo que puedes sacar con una escobilla o cepillo: esquinas, pliegues donde se acumulan miguitas de pan, polvo, pelos, restos de comida. Luego aspira por todos los rincones. 3. Desmonta todas las piezas: quita todo lo que sea extraíble y sepáralo en grupos. Por un lado las piezas de plástico: porta mamadera, travesaños, manillar. Por otro lado, las piezas textiles, y por último las piezas metálicas. Con una solución de agua, detergente y bicarbonato, vinagre o limón, frota con fuerza las piezas de plástico para sacar toda la suciedad acumulada. Para las manchas más difíciles, ayúdate de un cepillo. Pon los elementos textiles en la lavadora o lava a mano remojando previamente. Las partes metálicas lávalas con las misma solución que usaste para el plástico, pero sin rayar el metal, siempre con un paño. Sécalas bien, sobretodo en la junturas o partes con tornillos, para que no se oxiden. 4. Las ruedas: no hay que olvidarse de estas piezas, que acumulan mucha suciedad y que pueden estar al alcance de la mano de los niños. En un balde o fuente, haz una mezcla con agua tibia y detergente, y lava con un paño las ruedas. 5. Las ventajas de un correcto mantenimiento: una vez con el coche limpio querrás evitar a toda costa que se vuelva a ensuciar, lo que es imposible. Pero sí puedes prevenir males mayores utilizando un cobertor para el asiento del bebé, que puedas lavar en la lavadora y sustituir con frecuencia. Existe un spray para telas que ayuda a repeler manchas porque cubre con una capa invisible la tela del coche. Aplica este spray y deja secar unas horas. Esto también ayudará a tener un coche limpio por más tiempo.
Formulario de comentario ha sido deshabilitado.
Hola, soy Ficcusito